Quienes somos

Sobre mí

Origen y segunda tierra

Soy Veronika Gau, de origen y nacionalidad Austriaca. Los paisajes alpinos de Vorarlberg (comunidad autónoma al oeste de Austria) han formado parte de mi infancia y juventud hasta que, con 24 años, decidí abandonar mi tierra para comenzar otra vida distinta. Fue Zahara de la Sierra, un pueblo blanco de la Sierra de Cádiz, el cual me atrajo para encontrar y desarrollar otra parte de mí.

Formación académica

Soy licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Innsbruck, Austria. Acabé los estudios con una tesina sobre la percepción occidental del así llamado subdesarrollo. El trabajo de investigación lo llevé a cabo en México, donde encontré otra forma de vida, una vida más cercana a la tierra. Mi profesor y tutor de la tesina, el DDr. Wolfgang Dietrich, nos enseñó a conocer a un país y a su gente antes de escribir sobre él, nos enseñó a escuchar y analizar antes de opinar.

Proyecto de doctorado sobre el desarrollo rural

Ya en 1995, casi recién llegada a España / Zahara, presenté un proyecto de doctorado sobre el desarrollo rural en Andalucía para un programa europeo de becas. El proyecto fue avalado por el catedrático Eduardo Sevilla, Universidad de Agrónomos y Montes, Córdoba. No se realizó al final por falta de presupuesto.

Profesionalmente

Profesionalmente la vida en España me ha llevado a ejercer durante casi 20 años como profesora de alemán en una Escuela Oficial de Idiomas. En este trabajo me he encontrado con muchos seres humanos, cada uno con diferentes habilidades, con diferentes dificultades, talentos, fuerzas y debilidades.

Docencia

En mi labor docente descubrí que para aprender un idioma hay que tener en cuenta las dificultades emocionales que aparentemente no tienen nada que ver con la lengua. Las crisis personales, el estrés o el simple hecho de tener malas experiencias con los idiomas influyen o bien obstaculizan el aprendizaje.

Formación

Tras participar en el programa SAT I (SAT educa) y SAT II , un programa de autoconocimiento y desarrollo personal, fundado por Claudio Naranjo, me formé durante 5 años en Terapia Corporal Integrativa (TCI), formación de terapeuta creada y dirigida por Antonio Pacheco.

puesta-de-sol2

Cursos

Durante mis años en España hice cursos de diferentes temas: Un curso de experto en asuntos europeos en 1995; Un curso de doctorado en agroecología dirigido por el catedrático Eduardo Sevilla Guzmán, Universidad de Agrónomos y Montes / Córdoba; Un curso de doctorado en psicología, donde escribí una tesina sobre la creatividad, la educación y el aprendizaje en 2011; Un curso en neuroeducación a través de la UNED en 2018; A través del CEP, coordiné varios grupos de trabajo (El Marco Común Europeo de Referencia y su Aplicación Curricular; Educación Emocional para la Vida y el Aula).

Doctoranda en psicología

En 2010, fui admitida en un programa de doctorado en psicología por la Universidad de Sevilla. Presenté el proyecto de doctorado “Cuerpo, Mente y Aprendizaje. Una síntesis entre las terapias psicocorporales y el aprendizaje de idiomas”. Para su desarrollo, realicé un experimento con mis alumnos de alemán. Durante todo un curso escolar, recibieron clases semanales de 2 horas en las que trabajamos con el cuerpo y con el idioma. El experimento fue muy positivo, los alumnos afirmaban sentir menos miedo y más naturalidad cuando hacían exámenes o a la hora de hablar el idioma. El experimento y trabajo con la investigación fue en todo momento acompañado y apoyado por mi terapéuta, formador y mentor, el psicólogo y autor de varios libros, José María García. No se terminó la tesis por temas ajenos a mí.

Siempre aprendiendo

Aprendí también de las cosas que no habían ido tan bien como lo esperaba. Es duro cuando no se puede terminar algo. Es difícil cuando no se ve la solución. No obstante, cuando puse la mirada hacia el camino, no hacia el resultado, pude ver que todo es para aprender y para seguir avanzando. Con los proyectos inacabados aprendí mucho por el camino. No hay “título”, pero mucho aprendizaje ganado.

Descubrir el cuerpo - un punto de inflexión

El trabajo con la psique y el cuerpo fue sin duda un punto de inflexión en mi vida. La dedicación a la respiración consciente, el Yoga y la meditación, me ayudó a encontrar un silencio interno, una mayor calma y menos necesidad de ir corriendo de un curso a otro. Durante muchos años de mi vida buscaba respuestas sobre la vida sin vivirla conscientemente.

Aprender a vivir

Mi propósito ahora es vivir la vida en plenitud. Aprender a vivir tal vez podría ser el resumen de todos los propósitos de Falkeaprende, dado que cuando disfrutamos de la vida tenemos motivación para aprender lo que haga falta y para dedicarnos a lo que nos proponemos.